4 de febrero de 2012

El Señor de los Anillos

A comienzos de Enero volví a disfrutar las tres películas  de "El Señor de los Anillos", una detrás de la otra. Este "maratón" es uno de mis pasatiempos favoritos, el cual repito 2-3 veces al año -por eso después no tengo tiempo de escribir cosas serias en este blog...


De joven mi película favorita era "La Guerra de las Galaxias", pero después me disgusté con la excesiva comercialización de la saga (sobre todo el incansable deseo de George Lucas de sacar más dinero mediante nuevos DVDs con "ediciones especiales"). Star Wars todavía es mi segunda película favorita, sobre todo los tres episodios originales (IV-VI). Pero desde hace una década "El Señor de los Anillos" (abreviado en este escrito como ESA) se ha vuelto mi "nuevo amor" cinematográfico.

La trilogía del neozelandés Peter Jackson, estrenada en Diciembre de 2001, 2002 y 2003 se convirtió instantáneamente en un éxito colosal -lo mismo para la crítica que para las masas. Nominada a 30 premios Oscar (ganó 17) y considerada una de las sagas más taquilleras y productivas en la historia del cine, de la misma podrían escribirse muchísimos articulos. Y ciertamente se ha escrito y hablado mucho de estas películas, basadas en la obra maestra del escritor inglés John Ronald Reuel Tolkien. No por gusto, ESA ha sido considerada la novela más popular del siglo XX.

Si alguien que se acerca ahora a este humilde blog no ha podido leer los libros de Tolkien o ver las películas de Jackson, le recomiendo encarecidamente que haga el intento -no se van a arrepentir. [Sobra decir que yo no tengo ninguna relación con ESA, ni recibo ningún beneficio por promover las películas o los libros]. 

A manera de "gancho" les sugiero que vean este video de Youtube con los primeros 7 minutos de la película (lo que se considera la escena inicial de ESA). Lamentablemente el video está en Inglés; pero otra alternativa, probablemente mejor, es escuchar la banda sonora de ESAEsta magnífica interpretación, en el lenguaje universal de la música es un verdadero regalo para los oídos y para el alma -y trasmite algunos de los sentimientos que el espectador experimentará cuando vea las películas en su totalidad.

Para mi el mejor resumen sobre la música de ESA, lo encontré en Youtube, en un comentario en Inglés que dejó alguien (identificado como "mgchato"): La banda sonora de "El Señor de los Anillos" es la música que más se escucha en el iPod de Dios. 

De todos modos, este blog no es sobre cine, y yo no soy (ni pretendo ser) crítico literario. La razón por la cual traigo el tema de ESA es por su mensaje y su relación con el cristianismo.

Tolkien, el autor de esta obra cumbre de la literatura universal, fue un ferviente y devoto católico. Aunque en ESA no se encuentra ninguna referencia directa a Dios o a la religión, es evidente que el trasfondo de toda la obra es el conflicto entre el Bien y el Mal. El mismo Tolkien dijo que la novela no era una alegoría, y desaconsejó tratar de interpretarla en cualquier sentido.

Por supuesto, eso no impidió que decenas de académicos, especialistas y público en general se lanzaran a sacar sus propias conclusiones. Una vez que alguien escribe o dice algo, casi seguramente que otra persona lo va a tratar de interpretar (o explicar) a su manera. Nadie puede escapar de esto, ni siquiera Jesús cuando se hizo uno entre nosotros. La libertad humana tiene numerosas ramificaciones.

Como cualquier obra grande (grande en extensión y grande por la complejidad y calidad de sus ideas), la novela de ESA ha sido vista e interpretada de muchas maneras. Cualquiera interesado puede buscar en Internet y encontrará las más disímiles opiniones, algunas absurdas o ridículas, pero otras ciertamente interesantes.

Una de las que más me llamó la atención es la que encuentra similitud entre Jesucristo y tres de los principales personajes de ESA: Frodo, Gandalf y Aragorn. El sacrificio y sufrimiento de Frodo, al llevar el anillo y todo el mal que representa, se compara con Jesús cargando la cruz y nuestros pecados. La sabiduría y dirección de Gandalf se equipara a la de los profetas. La realeza y poderío redentor de Aragorn es como la de un Mesías salvador. En resumen: se presenta una analogía con el triple "oficio" de Jesucristo: Sacerdote (Frodo), Profeta (Gandalf) y Rey (Aragorn). Ciertamente ésta es una profunda comparación.

También está la lucha de tantos personajes de ESA. Lucha interna (con ellos mismos) y externa (batallas) que los enfrenta constantemente entre decisiones a favor del Bien o del Mal. La obra está llena de conflictos personales, tentaciones, caídas, levantarse, seguir adelante, sacrificios, tratar de cumplir con el propósito que se tiene -aunque cueste la vida...

Muchas escenas están tan cargadas de simbolismo que es imposible no pensar en analogías (¡a pesar de lo que dijera Tolkien!). Un sólo ejemplo: cuando Frodo ya no puede más por el peso del anillo, Sam lo carga en sus hombros y continúa la marcha (¿El Cirineo ayudando a Jesús a cargar su cruz?).

Por supuesto, cada cual es libre de interpretar esta obra como desee o sienta. Pero, lo mejor, es realmente leer los libros o ver las películas. Para que nadie nos "haga el cuento", sino que cada uno lo descubra por sí mismo.

Y por hoy, los dejo con la música de "La Comarca" (The Shire), la patria de los hobbits -que otras interpretaciones comparan con el Edén y la Creación en su estado más puro y bucólico. Quizás no pueda compararse con el Paraíso real, pero esta música me vuelve a recordar que, si Dios tiene un iPod, seguro que The Shire es una de sus melodías favoritas...

5 comentarios:

Abby dijo...

¡Qué hermoso comentario-reflexión sobre "El Señor de los Anillos"! Ciertamente, toda la saga lleva obligatoriamente a una relfexión sobre las luchas de todos los seres humanos entre el bien y el mal. Los libros son fascinantes y creo que las películas han interpretado perfectamente la idea que uno se forma al leer. Y recuerdo un libro de Og Mandino "El milagro más grande del mundo" en el que afirmaba que Dios sigue comunicándose con el hombre a través de nuevos profetas, que, modernamente, pueden ser músicos, cineastas, artistas. Todo aquello que permite a los seres humanos de hoy elevarse espiritualmente, crecer, acercarse a Dios. ¡Dios es grande!

Isabel dijo...

A mí Sam me recuerda a San Juan Bautista por su humildad. Y el mensaje de la obra es universal y muy positivo: la lucha entre el bien y el mal no tiene edades, razas, tamaños, colores, pero el bien, aunque con grandes sacrificios, luchas, penas, siempre triunfa.

Tere y Jose dijo...

Queridas Abby e Isabel:

¡Muchas gracias por sus comentarios tan buenos!

Abby: No conocíamos de la obra de Og Mandino, pero gracias a ti estuvimos buscando y hemos aprendido algunas cosas bien interesantes... a lo mejor usamos algo para futuros comentarios.

Isabel: Muy buena comparación de Sam como San Juan Bautista, no había pensado en esa arista, pero ciertamente tiene sentido.

¡Se demuestra una vez más que mientras más personas opinan de algo, más se enriquece el tema!

Dulce Gomez dijo...

Me encantan estas películas, desde que las vi de niña en el cine me hice fan, yo las veo ahora en hbo go y mi favorita de las tres es Las Dos Torres yo creo que por los personajes, sale más Gollum y aparecen los Ents que son geniales.

Tere y Jose dijo...

Muchas gracias, Dulce, por compartir tu opinión sobre estas magníficas películas. ?Has podido ver las nuevas basadas en El Hobbit? A lo mejor en el futuro ponemos más comentarios sobre esta serie de largometrajes basados en la obra de Tolkien... !Gracias de nuevo por enviar tus comentarios!
Tere y Jose